Hablar de inteligencia de negocios no es hacerlo de ciencia ficción ni nada parecido. Se trata de una manera de operar que viene produciéndose desde hace ya un tiempo, y que está lleno de ventajas. Comenzaremos definiendo que es la Inteligencia de Negocios, también llamada Business Intelligence.

La inteligencia de negocios podríamos denominarla como el conjunto de técnicas, aplicaciones y procesos que, mediante la tecnología, permiten definir una estrategia empresarial exitosa.

Pero no cabe duda de que la inteligencia de negocios va mucho más allá. Queda claro que desde que los humanos comenzamos a comerciar, el único objetivo ha sido el de generar beneficios, y al mismo tiempo el de reducir costes. Actualmente, el business intelligence permite la toma de decisiones en un tiempo récord, siempre orientadas a que se mantengan unos niveles óptimos de eficiencia.

¿Cuál es el uso de la inteligencia de negocios?

Gracias al BI, es posible un análisis del comportamiento de los clientes, cuáles son sus patrones de compra y, por tanto, analizar las tendencias de ventas. Este factor es clave para saber ofrecer en cada momento lo que se demanda por parte del público, que en definitiva, es quien manda.

El software de inteligencia de negocios permite medir y predecir las ventas, a la vez que analiza cuál es el rendimiento de una campaña de marketing. Gracias al análisis de las tendencias es posible elaborar estrategias que pueden funcionar con mayor seguridad, eliminando el azar.

Pensemos en las campañas navideñas de los centros comerciales. El uso de la inteligencia de negocios sirve como paso previo para evitar la incertidumbre y conocer lo que los clientes van a ir a buscar. Con ello, es posible elaborar una adecuada estrategia publicitaria y conseguir lo que se busca, ventas efectivas.

Por todo esto debes de implementar el BI

Otro de los puntos fuertes del uso del software BI es el de optimizar los procesos, así como el rendimiento operativo. Del análisis de los datos que se arroja mediante los programas de inteligencia de negocios, podemos conocer en cada momento cómo es la eficiencia en una producción, centrándose en satisfacer la demanda. Permite ajustar la producción de una manera realista, evitando que parte de esta quede sin salida. Esto pone a la empresa en una posición ventajosa con respecto a otra que no haya implementado estos sistemas.

La inteligencia de negocios nos proporciona otra ventaja que nos ayuda a no perder dinero, se trata del análisis de riesgos. La incertidumbre de los mercados, que nos toca vivir del COVID-19, puede quedar minimizada implementando un adecuado sistema de software de BI. Cierto es que “a río revuelto, ganancia de pescadores”, pero lanzarse sin red supone un riesgo severo. Analizar estos posibles contratiempos, y hacer una toma de decisiones certeras es posible gracias a la inteligencia de negocios.

Una de las numerosas ventajas del uso de la inteligencia de negocios es que es aplicable a cualquier nicho de mercado, desde la restauración a la producción de bienes de consumo. Como tal, la inteligencia de negocios se pone a nuestra disposición para poder competir en un mercado que cada vez es más parecido a una jungla. Por lo tanto, solo los que tengan mayor capacidad de adaptación a un medio tan variable son los que podrán sobrevivir.

Saber lo que se necesita en cada momento

El software de inteligencia de negocios nos da una visión clara de cómo estamos trabajando y cuáles son los costos. Reducirlos, sin perder capacidad operativa, es quizás la quimera de muchos empresarios. Puedes ser mucho más productivo, ganar más dinero y gastar menos si implementas en tu negocio cualquiera de los sistemas de BI que tienes a tu disposición. Uno de los más conocidos es Power BI de Microsoft. En él es posible acceder a información de todo tipo y condición de una forma muy amigable y clara, con datos que se actualizan en tiempo real. La diferencia entre usar uno de estos sistemas de no hacerlo es la que existe entre tener un negocio que produzca beneficios de otro que se vea cercano al cierre.

En definitiva, implementar sistemas de BI no es una idea descabellada, es más, se trata de una manera eficaz de maximizar el rendimiento, reducir los costos y saber qué ofrecer en cada momento. Con ello, los clientes pueden seguir fijándose en ti y adquiriendo tus productos y servicios antes que en la competencia. La inversión que se hace en BI queda más que amortizada con el ahorro de costos y tiempo. Puedes ser más eficiente de lo que piensas por mucho menos de lo que inviertes. Y si de algo estamos seguros es de que los tiempos no están para ir haciendo experimentos, así que es el momento de apostar por la inteligencia de negocios como una forma de ser competitivo.

Related Post

Leave a Comment

Smart Solutions for Smart Business

Dirección:

Aniceto Ortega 817 Planta Baja,
Col. Del Valle, Del. Benito Juarez, México, DF.

Teléfono

55 4169 1778