Los reportes pueden ser un arma de doble filo en el mundo empresarial. Por un lado, proporcionan información veraz, actualizada y de primera mano que tiene mucho valor. Analizada de manera adecuada, es un indicador claro de nuestro estado.

Sin embargo, cuando la información no se trata de manera apropiada no deja de ser un conjunto de gráficos y números que no tienen demasiado sentido. La reportitis hace su aparición como lastre a toda la maquinaria.

Sabemos que los dashboards de BI han tomado la delantera a la hora de tratar esta información. La procesan de manera clara, dándonos detalles que los antiguos informes no eran capaces de darnos pero, ¿puede un dashboard ayudar a que la reportitis pase a una mejor vida?

Así te ayuda un dashboard a combatir la reportitis

La implementación de estos tableros no es nada extraño, su uso permite a diferentes tipos de compañías a trabajar de manera más eficiente, aumentar su productividad, ahorrar costos y vender mejor. Cuando por falta de capacitación en los empleados, o bien por dejadez de funciones, no somos capaces de poner todos los datos del dashboard a trabajar para nosotros, los reportes se convierten en un problema.

Por ejemplo, los dashboards proporcionan información válida para todos los departamentos de una empresa. De esta manera, todos sus integrantes pueden ser participes de esta información y utilizarla en su beneficio. Esta visión global de los reportes permite implicar a todos los grupos de empleados en un objetivo común, el aumento de la productividad.

Las montañas de datos son algo carentes de sentido cuando se busca analizar información. Nos hacen perder tiempo y nos condenan a ser menos eficaces. Las avalanchas de reportes sin sentido, sobre todo cuando implican a todo el personal o a un área en concreto, son un lastre. Los dashboards presentan la información de manera muy gráfica y sencilla de entender. Y nos brindan la oportunidad además de profundizar en aspectos concretos de alguna métrica para estudiarla con más detenimiento.

Para curarnos de la reportitis, cualquier compañía debe cuidar estos aspectos:

  • Formación: De nada servirá poseer el dashboard más avanzado y que genere una información certera si los empleados son incapaces de procesarla y estudiarla.
  • Adecuación: Podemos estar generando demasiados reportes si el dashboard no se encuentra adaptado a nuestras necesidades reales.
  • Falta de evaluación: Los datos no son nada si no se someten a análisis continuo. Este punto está muy relacionado con el de la formación.
  • Revisión: ¿Por qué se produce este exceso de reportes? ¿Qué parte de la cadena está fallando?

Por lo tanto, evitar la reportitis es una misión de conjunto en la cual deben implicarse todos. Desde los directivos hasta los empleados de piso. Y evitarlo será un indicador y ejemplo para toda la empresa de hacia dónde queremos llegar y cómo lo vamos a hacer.

Related Post

Leave a Comment

Smart Solutions for Smart Business

Dirección:

Aniceto Ortega 817 Planta Baja,
Col. Del Valle, Del. Benito Juarez, México, DF.

Teléfono

55 4169 1778